Fundamentos sobre cámara y accesorios

by Adobe España

Posted on 01-04-2017

La fotografía tiene casi 200 años, y en todo este tiempo, las empresas han estado fabricando cámaras, lentes y accesorios para que el proceso sea cada vez más fácil. Actualmente existe una gran cantidad de opciones de un amplio rango de marcas, y verás que cada fotógrafo en el que te fijes como inspiración, usa un equipo diferente.

Puede parecer muy difícil saber qué necesitamos comprar para empezar en el mundo de la fotografía. Es normal pensar que debemos gastar una fortuna comprando los cuerpos de cámara de alta gama y una serie de objetivos, flashes y piezas varias necesarias, pero afortunadamente, se puede ser un fotógrafo de éxito con una selección bastante simple.

Si pretendes especializarte en la fotografía deportiva o de naturaleza, entonces lo más probable es que necesites un equipo especial, pero para la mayor parte de los estilos de fotografía se necesita sorprendentemente poco. Una cámara con un objetivo estándar es suficiente para casi todo, y desde luego, suficiente para que el fotógrafo en ciernes empiece.

  1. La cámara

Algunos fotógrafos consiguen una carrera de éxito con fotografía de película, pero para facilitar las cosas, es mejor si empiezas con una cámara digital. No necesitas una cámara réflex digital (DSLR), pues la mayor parte de las cámaras compactas son igual de buenas para la casi todos los temas. Generalmente, cuantos más píxeles mejor, pero es imposible comprar una nueva cámara digital con objetivos intercambiables que no tenga resolución suficiente para hacer una fotografía vendible. Si puedes, adquiere una cámara de sistema compacto nuevo (CSC), con 16 millones de píxeles o una DSLR con 18 millones o más.

Tanto las cámaras DSLR como las CSC son buenas para casi cualquier tipo de fotografía, pero en general, las DSLR son mejores para acciones en movimiento rápido (como el fútbol) mientras que el tamaño de las CSC las hace muy adecuadas para la fotografía de personas. Además, el peso de las cámaras con sistema compacto hace que sean más fáciles de cargar a lo largo del día.

RAWPIXEL.COM / ADOBE STOCK

  1. El objetivo

Durante mucho tiempo, los fotógrafos estaban acostumbrados a usar dos o tres distancias focales: gran angular, estándar y una de alcance algo más largo. Ahora tenemos una enorme gama de objetivos entre los que elegir, pero eso no quiere decir que los necesitemos todos. Si solo tienes un objetivo estándar de distancia focal fija puedes hacer fotos a una amplia gama de temas desde la perspectiva de alguien que está justo ahí, donde todo está sucediendo.

El objetivo estándar de tu cámara depende del tamaño del sensor, pero para las cámaras Full Frame es de 50 mm, para los sensores APS-C es de unos 30 mm y para las cámaras Micro Cuatro Tercios es de 25 mm. Este es el objetivo básico para cualquier formato y con él puedes fotografiar retratos, paisajes, documentación social, fotografía de calle, arquitectura, deportes y prácticamente todo lo demás. El objetivo proporciona una perspectiva que se corresponde con aquello en lo que concentramos nuestros ojos, así que las fotografías realizadas con él son muy realistas y los que las observen sentirán que ellos mismos están presentes en la escena.

EUGENIO MARONGIU / ADOBE STOCK

Muchos fotógrafos prefieren un zoom a un objetivo de distancia focal fija, pues así pueden cubrir más estilos sin tener que cambiar de lente. Para aquellos que trabajan con cámaras Full Frame, se considera que el zoom de 24-70 mm es el más adecuado, pues funciona bien para todo, desde amplias perspectivas hasta retratos a corta distancia. Para las cámaras APS-C el objetivo de 18-55 mm hace lo mismo, y las cámaras Micro Cuatro Tercios necesitan un objetivo de 12-35 mm. Si vas a adquirir uno de estos objetivos, gástate todo lo que puedas y hazte con uno que tenga una apertura máxima constante (como f/2,8 o f/4). Si los modelos de apertura constante son demasiado caros para tu presupuesto, no te preocupes, también son buenos los de aperturas máximas de f/3,5-5,6, aunque no son tan flexibles. Es increíble la variedad de temáticas que puedes fotografiar con un objetivo como este.

PEANGDAO / ADOBE STOCK

  1. El flash

No todos los fotógrafos necesitan una unidad de flash, aunque la necesidad es más frecuente de lo que te imaginas. No necesitas un flash muy potente para empezar, pero uno con control TTL te facilitará mucho las cosas. Cada marca de cámaras fabrica su propia gama de flashes que, obviamente, son totalmente compatibles con sus cámaras, pero hay algunas marcas independientes que fabrican flashes muy buenos a precios más bajos. Es útil disponer de algún tipo de control inalámbrico para dispararlo y crear una luz más interesante, y los sistemas controlados por radio son más eficaces que las comunicaciones ópticas tradicionales.

Si estás corto de presupuesto, cualquier flash te servirá, siempre y cuando te permita controlar el resultado. Los flashes con control de apertura prioritaria son más útiles que los que son totalmente manuales y tienden a funcionar bastante bien, pero intenta que tenga un número guía en torno a 30 m/100 ft a ISO 100.

Puede parecer simplista decir que una cámara, un objetivo y una unidad de flash es todo lo que necesitas para empezar en la fotografía, pero es la realidad. Evidentemente existen otros objetivos por alguna razón, pero no hay necesidad de comprar nada hasta que no te encuentres con un problema que solo un nuevo objetivo podrá resolver.

Si no puedes encajar el objeto en el encuadre y no te puedes alejar, necesitas un objetivo con más ángulo, o si no te puedes acercar lo suficiente como para llenar el encuadre, entonces necesitas un objetivo de mayor alcance, pero a veces estos problemas se pueden solucionar con otra composición o perspectiva y pensando de manera diferente cómo presentar el objeto.

Si estás aprendiendo, es mejor usar un equipo más limitado y trabajar para sacarle el máximo provecho en lugar de sentirte frustrado y lamentarte por lo que no tienes. Si te acostumbras a pensar de manera creativa con un equipo limitado, serás mejor fotógrafo cuando tengas un equipo mejor. Recuerda, las mejores fotografías se hacen en tu cabeza. La cámara es solo la llave que te ayuda a hacer el trabajo. Con el tiempo puedes ir aumentando tu equipo, pero aprender a usar lo que tienes siempre es lo más importante.

Group of friends enjoying out with sparklers on city street. Young people enjoying new years eve with fireworks.

Save

Topics: Creatividad, Fotografía, cámara, equipo fotográfico, fotografia, fotografía de stock, Creative EMEA

Products: Stock