Tips para que nuestras fotos sean aceptadas en Adobe Stock

by Adobe

Posted on 09-11-2018

Autor: Marcelo Monzón

Participar de Adobe Stock es realmente muy fácil. Sin embargo puede ocurrir que nuestras imágenes no sean aceptadas. ¿Por qué?

Pueden existir diferentes motivos por lo que nuestras imágenes no sean aceptadas, aunque en realidad son pocos, pero si cuidamos los requerimientos básicos, que Adobe nos pide para que nuestras imágenes formen parte del más grande acervo de imágenes del mercado, no tendremos ningún problema en formar parte de Adobe Stock .

Hicimos cuidadosamente la selección de nuestras imágenes. Las subimos a nuestra cuenta de colaborador. Y nos disponemos a disfrutar de cuando nuestras fotos comiencen a circular por el mundo afuera. Sin embargo recibimos un aviso informándonos que nuestras imágenes no cumplen los requisitos básicos para formar parte de Adobe Stock.

¿En que nos equivocamos? Si bien son pocos los motivos que pueden generar una reprobación de nuestra solicitud, existen algunos detalles que a veces pasamos por alto al momento de realizar nuestras imágenes. Una forma práctica de asegurarnos que nuestras imágenes cumplen los requisitos necesarios para ser exhibidos en Adobe Stock, es realizar un pequeño Check List que puede sernos muy útil como punto de partida.

Debemos tener presentes que la iluminación y la exposición sean correctos.

Puede parecer una cuestión obvia pero salvo raras excepciones, si las imágenes no son lo suficientemente iluminadas, o están realizadas con una exposición correcta, las fotografías podrán ser rechazadas.

Nadie querría adquirir unas fotos de un día en la playa que están oscuras.

Si realizamos unas fotos de unas cavernas, si bien las mismas en principio pueden imaginarse oscuras, deberán contar con la suficiente información de valores tonales para que sean perceptibles las diferentes texturas de la cueva.

Si no cuidamos la correcta exposición solo tendremos una gran mancha negra con algunos puntos de luz exterior, lo cual, al igual que el ejemplo de la playa, no cumple con la idea de una imagen bien expuesta.

Debemos evitar que nuestras imágenes incluyan ruido o polvo visible.

Esto si bien es muy fácil de evitar, requiere que estemos atentos al correcto funcionamiento de nuestras cámaras.

El ruido generalmente ocurre por realizar tomas en condiciones de iluminación muy pobre, o con seteos de velocidad e ISO incorrectos.

También puede ocurrir con cámaras de baja calidad o lentes poco luminosos.

Desafortunadamente si bien existen algunas técnicas para intentar eliminar el ruido, inclusive existen algunos PlugIns que hacen el trabajo por nosotros, es muy evidente que se ha manipulado la imagen, ya que generalmente la misma pierde definición o se inclina a una pérdida de medios tonos obteniendo imágenes muy contrastadas y/o con halos.

Con relación al polvo visible me refiero a esas pequeñas manchas negras borrosas que aparecen en algunas regiones de nuestra imagen.

Esto puede ocurrir o bien por suciedad en el lente, o en el sensor de la cámara, por ejemplo el CCD en cámaras que funcionen con estos dispositivos.

En el primer caso podemos limpiar las lentes con los kits que se ofrecen en el mercado sin mucho problema.

En el caso de los sensores es más complejo y generalmente se debe recurrir a un servicio técnico para no dañar el sensor.

Obviamente que si deseamos realizar una imagen de una gran fuente de luz, como por ejemplo la luz solar entrando por una ventana, la misma contendrá información de las partículas flotando a través del halo lumínico. Esas imágenes no serán rechazadas ya que se diferencian bien del polvillo que mencione anteriormente.

Más allá de este pequeño Check List, que nos puede ayudar a no meter la pata, a continuación les ofrezco algunos otros consejos que nos ayudaran al momento del análisis de nuestro material.

¡Cuidado! Esto solo lo podremos hacer si poseemos una cámara con un número de MegaPixeles alto, ya que en el re encuadre la imagen se achica, en su tamaño en píxeles, por lo que la imagen resultante puede ser menor a los requerimientos básicos de tamaño. Y no, no podemos re samplearla ya que el resultado del re sampleo es muy notorio, si lo que hemos encuadrado es mucho menor a una tercera parte de la imagen total.

Espero que el Check List, y estos consejos, sean útiles y los puedan aprovechar al máximo para realizar excelentes imágenes para poder comercializarlas en Adobe Stock.

Quiero ver prontamente sus imágenes subidas en las página de Adobe Stock.

Nos leemos en un próximo tutorial.

Topics:

Products: Stock,