Ronny García: Lo fantástico de la fotografía digital

Entrevistamos a Ronny García para aprender más sobre fotografía digital y conocer su proceso a la hora de crear universos fantásticos con luz y color. ¡Descúbrelo e inspírate!

Ronny Garcia

Hace 7 años que Ronny se dedica a retratar su mundo interior y compartirlo en un proceso muy personal que combina fotografía digital, ilustración y mucha fantasía.

Conversamos con él para que nos cuente cómo lo vive y nos dejamos inspirar por su fine-art. Bienvenidos al mundo de Ronny García.

¿Cómo comenzó tu historia con la fotografía digital?

La verdad, yo nunca pensé en ser fotógrafo. Si bien siempre estuve conectado con el mundo de las artes visuales, disparar una cámara era lo último en mi lista.

Mi sueño era ser ilustrador y me dediqué a dibujar durante muchos años hasta que entré en una crisis y perdí la motivación, dejé de ilustrar y de hacer lo que me gustaba. Fue ahí que algo hizo clic en mí.

Navegando por Internet me encontré con el trabajo de Alex Stoddard y quedé fascinado. Ver sus fotografías para mi fue como ver la escena de una película y me di cuenta de que se podían hacer cosas muy interesantes en formato digital.

Así fue que compré una cámara y empecé como todos (sin saber mucho) investigando en blogs y páginas, siempre con mi cámara en mano, tomándole cariño día tras día hasta hoy, que no puedo imaginar mi vida sin la fotografía.

¿Fuiste a clases de fotografía?

Yo me construí de manera autodidacta aunque tuve algunas clases básicas en la universidad. He disfrutado (¡y aún disfruto!) muchísimo de aprender solo. El proceso de ser autodidacta te permite hacer y crear sin miedo a que otro opine o te diga que estás equivocado, eres tú mismo quien tiene que hacerlo.

Además, hoy por hoy, tenemos la biblioteca online más grande del mundo al alcance de la mano ¡para lo que sea solo hay que tener ganas!

¿Qué te inspira al momento de crear?

En mis comienzos, cuando veía una fotografía veía el reflejo de la realidad y yo quería hacer otra cosa, crear otros mundos. Así que aproveché mis conocimientos en Adobe Photoshop y empecé a incluir elementos fantásticos en mi trabajo. Creo que al venir de la ilustración y dibujar mucho Manga traje conmigo gran parte de este universo de fantasía, vibrante, con colores súper saturados.

Los videojuegos también han aportado mucho a mi proceso creativo porque en ellos el tema fantástico está muy presente y es algo que cala hondo en mí. Yo produzco contenidos fantásticos porque me nutro de muchas historias y mundos de fantasía.

“Esta fotografía representa un momento muy importante en mi vida, mi renacer. Cuando comenzó la pandemia tuve un quiebre, cambió mucho mi dinámica de trabajo y perdí mis ganas de hacer fotos. De ahí nació Social Distancing Proyect, una serie que retrata las emociones que sentí durante ese período y pude exteriorizar a través de mi arte”.

Top Tips de Ronny para empezar hoy con la práctica fotográfica:

  1. Tener muchas ganas.
  2. Conseguir una cámara o aprovechar la de tu celular.
  3. Observar mucho: ¿Qué te gusta? ¿Qué te inspira? ¿Quiénes te inspiran?
  4. Tomar fotos de lo que llame tu atención: Hoy pueden gustarte ciertos tipos de fotografía, mañana otros, solo se trata de ensayar y probar.
  5. Hacer todas las fotos que puedas: Sin miedo a equivocarte.
  6. Aprovechar Internet y las herramientas que tienes: Estudia, investiga, aprende.
  7. Buscar referencias e ¡imitarlas!: Sí, aunque suene extraño, parte del proceso es encontrar referentes e intentar replicar su trabajo (siempre dándole el crédito al artista y respetando el contenido original).
  8. Entrenar: piensa, analiza y descubre qué hay detrás de cada foto que te gusta, cómo se logró, que elementos se necesitaron.
  9. Hacerse amigo de Adobe Photoshop, Lightroom y Camera Raw.
  10. Disparar, disparar y disparar

¿Cómo es tu proceso creativo?

Mi proceso se divide en varias etapas: comienzo con la inspiración o la detonación de una idea. A veces se da de manera espontánea y otras, soy yo quien crea las condiciones para que la creatividad fluya.

Una vez tengo lo que quiero hacer, boceto, escribo qué voy reflejar, qué voy a mostrar. Con este boceto definido busco referencias de luz, color, escenografía y más y creo un moodboard que me permite tener en cuenta todos los elementos que necesito al momento del shooting.

Finalmente, con el material en crudo, me paso al computador a trabajar con las herramientas – Adobe Photoshop y Adobe Lightroom – para armar las piezas del rompecabezas y conseguir el resultado final.

¿Solo o en equipo?

Ambas. Cuando se trata de autorretratos lo hago solo y cuando disparo con modelos trabajo con profesionales creativos que aportan al proyecto desde maquillaje, diseño o dirección de arte.

¿Compartes tu proceso a medida que vas avanzando?

Mi proceso es bastante solitario y suelo compartir mis ideas con mi novio en una primera instancia, pero si el proyecto en el que estoy involucra a más personas, generalmente envío el moodboard y las ideas, y busco el feedback de mis co-equiperos.

Soy de los que creen que dos, tres o cuatro cerebros piensan mejor que uno y como artistas nos estaríamos perdiendo de mucho si no nos abrimos a compartir el proceso y ver qué piensan y pueden aportar los demás.

Un consejo para fotografiar con modelos:

Una buena manera de dirigir a nuestro modelo - sobre todo si es alguien que no tiene experiencia o no se dedica a esto profesionalmente - es indicarle acciones puntuales, es decir buscar acciones para que la persona haga, por ejemplo: salta, grita, trénzate el cabello. Así los movimientos se dan de manera mucho más natural y las posiciones no quedan tan forzadas.

¿Qué hay de las reglas de composición?

Como todas las reglas, las puedes seguir o las puedes romper, pero al principio es bueno conocerlas, estudiarlas, saber cuáles son y cómo funcionan. Yo uso la Regla de los Tercios porque me funciona súper bien, pero hay otras mucho más complejas. Otro tip que les puedo dar es estudiar pintura ya que los grandes maestros sabían mucho de composición y es muy útil si no sabes dónde ubicar los elementos en una fotografía.

¿Modo de disparo?

Yo recomiendo disparar las fotos en formato RAW si luego vamos a hacerles un tratamiento en digital. Tenerlas en este formato genera toda la información posible para trabajar cómodamente con ellas, ajustar sombras, exposición, corregir temperaturas, etc.

¿Qué crees que hace único a un contenido digital?

Todas las personas tenemos nuestra propia historia y como creadores de contenido siempre es bueno ser fieles a nosotros mismos y no hacer las cosas porque los demás las están haciendo. Ser fieles a lo que somos y lo que nos gusta es algo que transmite y se siente del otro lado. Quienes te siguen conectan con esa parte de ti por eso si proyectas algo que no eres, al final del día las cosas caen por su propio peso…

¿Qué haces cuando una fotografía o contenido no sale como esperabas?

Como artistas creo que debemos trabajar la frustración y tener claro que no todo lo que planeamos va a funcionar como esperamos.

Si dejamos de lado esta presión podemos ser más flexibles, inteligentes y creativos para encontrar maneras de hacer o solucionar las cosas. Esto es lo lindo de las artes digitales, que existe un abanico enorme de posibilidades para mejorar o cambiar cosas que no nos convencen y contamos con las herramientas ¡incluso para salvar una foto!

“…existe un abanico enorme de posibilidades para mejorar o cambiar cosas…”

¿Quiénes son tus referentes del mundo de la fotografía digital?

Dentro de la escena latina o de habla hispana me gusta mucho el trabajo de Cristina Otero, Krishna, Salem McBunny o Mikeila Borgia.

¿Cuál es ese sueño o meta fotográfica que tienes pendiente?

Uno de mis sueños es trabajar con mi ídolo Eugenio Recuenco, un fotógrafo español que para mí, excede los límites entre lo real e irreal en su trabajo y es increíble.

También, me gustaría ser recordado como una persona que dejó una huella, un legado dentro del mundo de la fotografía digital.

Un consejo final de Ronny para inspirarnos:

Los límites están en nuestras cabezas, partiendo de esa base puedes hacer lo que quieras. Escúchate a ti mismo y no estés tan pendiente de los demás porque te vas a encontrar con todo tipo de personas y comentarios en el camino. Quítate los miedos, si te equivocas vuelves a empezar, una, mil veces, porque al final del proceso los resultados sí se ven.

Si pudiese ir al pasado y decirme algo a mí mismo me diría que no tenga miedo a equivocarme, que siga intentando, que haga todas las fotos que pueda y no deje de disparar mi cámara. ¡Esto mismo le diría hoy a quienes están empezando!

También puedes leer:

Ilustración con Mariangel Briseño

Latinoamérica el talento que nos une, primer capítulo